Humano, demasiado humano.

6 Abr

[…] La moral depende íntimamente de la bondad del entendimiento.
[…] El hecho de que sigamos con vida se debe a que no pudo matarnos; si bastasen las miradas, ya no viviríamos.
[…] Creen que por dispensarnos su total confianza tiene derecho a la nuestra. Se trata de un razonamiento falso: con regalos no se adquieren derechos.
[…] Interpretar el silencio como una señal de desprecio.
[…] Tenemos hostilidad al prójimo por miedo a que descubra nuestros secretos.
[…] Amor y odio no son ciegos, sino CEGADOS por el fuego que llevan dentro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: